lunes, 12 de marzo de 2012


LA EDUCACIÓN DE LA SEXUALIDAD

La educación sexual  continúa planteando problemas. ¿Cómo debe impartirse? ¿Cuándo? ¿Deben ocuparse los padres o la escuela?  Muchas de las dificultades proceden de que es un tema donde aspectos fisiológicos, psicológicos, sanitarios se mezclan con aspectos morales. Por eso, con frecuencia se elevan voces en contra de que esa educación se establezca en la escuela, aunque el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, aun reconociendo el derecho de los padres a decidir sobre la educación moral de sus hijos, ha legitimado la competencia de la escuela.
Parece evidente que niños y niñas deben recibir una correcta información y que los padres deberían proporcionársela. Muchos temen que hablar demasiado pronto puede despertar una curiosidad peligrosa, o que hablar de métodos anticonceptivos puede animarles a experimentar. Muchos temen que imponer normas resulte anacrónico en un momento en que el sexo parece “the last green corner”,  el último rincón amable y divertido. Sin embargo, la American Psychological Association ha advertido que estábamos introduciendo a las niñas precozmente en un mundo muy sexualizado. En los programas de la UP hemos incluido consejos sobre cómo hablar de este asunto en las diversas etapas del desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario