martes, 10 de mayo de 2011


CEAPA cree que muchos IES utilizarán las opciones de 4º de la ESO para separar al alumnado según sus capacidades

CEAPA critica que algunos centros no vayan a ofrecer todas las asignaturas optativas. Tras analizar el borrador que modificará algunos artículos del vigente real decreto sobre enseñanzas mínimas en la ESO, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) considera que las tres opciones que se establecen para 4º de la ESO podrían ser utilizadas por muchos IES para separar al alumnado según sus capacidades, dirigiendo hacia el Bachillerato a aquellos alumnos que cursen las opciones 1 y 2, y hacia la FP o el abandono temprano a los que cursen la opción 3.
image
CEAPA cree que el equipo docente, en lugar de poner en marcha las medidas y apoyos necesarios, y en algunos casos ante la falta de respaldo de la Administración educativa, encaminará al alumnado que considere menos capacitado hacia la opción 3.
Al dirigir al alumnado hacia diferentes opciones, según su capacidad y en base a unas evaluaciones que no tienen en cuenta las desigualdades socioculturales y personales, se rompe el principio de la educación básica como instrumento de nivelación social y herramienta para la igualdad de oportunidades de todos los niños y niñas.


Clasificación de centros educativos
Aunque el decreto establece que todos los centros deben ofertar las tres opciones en 4º de la ESO, también abre la posibilidad de que puedan “limitar la elección de los alumnos cuando haya un número insuficiente de los mismos para alguna de las opciones” (artículo 5.3). CEAPA critica esta posibilidad, pues muchos centros educativos no ofertarán todas las asignaturas de la “menos prestigiosa” opción 3, lo que contribuirá a configurar centros educativos de diferentes niveles.
Además, CEAPA muestra su desacuerdo con que los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) no estén implantados en todos los centros educativos. Esto es pernicioso, ya que muchos derivarán a parte de su alumnado a estos programas para sacárselos de encima, ya que saben con seguridad que se escolarizarán en otros centros.
Esta confederación cree que en el decreto también debe constar, explícitamente, que los módulos voluntarios de PCPI se oferten en el mismo centro que los obligatorios pues, en caso contrario, la mayor parte del alumnado prescindirá de realizarlos.
CEAPA teme que se generalice una Educación Secundaria desmembrada, con sus diferentes etapas o vías diseminadas por centros educativos de diferente configuración. Considera que todos los centros educativos de Educación Secundaria deberían cubrir todas las necesidades del alumnado que escolarizan, y deberían impartir todas las enseñanzas posibles que existen entre los 12 y los 18 años, es decir: ESO, Bachillerato, ciclos formativos de grado medio, PCPI, etc.
Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI)
CEAPA critica que se eliminen los requisitos que antes se exigían para que el alumnado de 15 años de edad curse los PCPI, como la necesidad de una autorización por parte de la Administración educativa, lo que supondrá que muchos centros derivarán hacia esos programas a un número elevado de alumnos con dificultades educativas.
Aunque es muy positivo que se recoja expresamente, como objetivo de los PCPI, el alcanzar los objetivos de la ESO, el borrador de decreto comete un grave error al fijar la necesidad de cursar los módulos voluntarios para lograr el título de Secundaria. CEAPA no puede aceptar que alumnos de 15 años puedan tomar una decisión que les impida obtener el título de Graduado en ESO.
CEAPA valora positivamente que se facilite el acceso directo desde los módulos obligatorios de PCPI a los ciclos formativos de grado medio, sin necesidad de superar la actual prueba de acceso, porque entiende que esto sirve de estímulo al alumno en la permanencia durante más tiempo en el sistema educativo, así como en la mejora de su formación académica y profesional.
Prevenir en Infantil y Primaria
Esta confederación recuerda que los problemas en ESO se gestan en Primaria, e incluso en Infantil, y que en estas etapas es donde las Administraciones educativas deberían actuar.
El fracaso escolar con el que muchos centros educativos tienen que lidiar en 4º de la ESO no tendría la magnitud actual si las Administraciones educativas promovieran una educación más práctica, motivadora y centrada en la adquisición de competencias básicas, si fortalecieran la formación psicopedagógica del profesorado, si extendieran a todos los centros los planes de acompañamiento escolar en Primaria, los planes de refuerzo en ESO (PROA), si desdoblaran la clase de lengua, matemáticas e inglés, y si impulsaran la implicación y la participación de las familias.
En todo caso, CEAPA considera que la inversión y los programas desarrollados en los últimos años (Educa 0-3, acompañamiento educativo en Primaria, PROA en la ESO, y la financiación que comprendía la Memoria Económica de la LOE) están dando sus frutos. A juicio de esta confederación, los datos recientemente conocidos sobre el incremento del 4,7% en el número de alumnos que se gradúa en ESO, podrían explicarse en parte por la puesta en marcha de los citados programas hace unos años.
La reducción del fracaso escolar desde el 30,7% en 2007 al 26% en el año 2009 demuestra que las políticas educativas dan sus resultados a largo plazo. Por ello, CEAPA cree que es inoportuno e inadecuado establecer ahora estos tres itinerarios en cuarto de la ESO y adelantar a los 15 años los PCPI sin las necesarias garantías, medidas que recuerdan a políticas del pasado que no contribuyen a avanzar hacia la calidad y la equidad en el sistema educativo.
Madrid, 4 de mayo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario